WLTP

El nuevo ciclo de homologación de consumo y emisiones WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure o Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros) entra en vigor en Europa este sábado 1 de septiembre.

Tendremos consumos más realistas que con NEDC (New European Driving Cycle), ya que irá asociado al RDE (Real world Driving Emissions), una prueba en carretera, pero implicará un notable aumento del consumo medio homologado de muchos coches, entre otros muchos factores.

¿Qué es el WLTP?

Es el nuevo protocolo con el que los fabricantes deberán homologar los consumos de sus vehículos y así determinar el nivel de emisiones. Y es que para 2030 la media de emisiones tendrá que ser un 30 % más baja que en 2021.</

Es más exigente que el antiguo NEDC y entró en vigor el 1 de septiembre de 2017 para los modelos nuevos. Será obligatorio que el 1 de septiembre de 2018 los fabricantes hayan adaptado sus motores a la nueva norma. Esto significa que muchos modelos cuyos consumos medios (o autonomía en el caso de los coches eléctricos) se midieron en su día con el NEDC verán esos consumos subir (y autonomía bajar) notablemente con el WLTP.

No obstante, entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre se utilizarán unos valores correlados de las emisiones de los vehículos, más similares al ciclo anterior.

¿Cómo se mide?

Las mediciones del WLTP se seguirán haciendo en laboratorio, pero con actuaciones más acorde con la realidad del automovilista medio. Así, por ejemplo, las aceleraciones de 0 a 50 km/h se harán entre 5 y 10 segundos. A más carga, más consumo.

El nuevo ciclo WLTP durará 30 minutos -10 más que el anterior- y constará de cuatro fases: baja velocidad (589 segundos), velocidad media (433 segundos), alta velocidad (455 segundos) y muy alta velocidad (323 segundos). Además, para evitar nuevos Dieselgate, la pruebas del RDE se harán en carretera, a diferentes épocas del año y altitud para medir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx).

En España, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha aprobado una moratoria que permite continuar utilizando, hasta 2021, valores correlados entre NEDC y WLTP para facilitar la fase de transición entre ambos ciclos de homologación. Esta es una medida destinada a evitar la pérdida de competitividad y conceder más tiempo a las marcas para que implementen el nuevo ciclo.

¿Qué consecuencias tiene para los fabricantes?

Uno de los factores que más han jugado en contra de los fabricantes es el tiempo. Marcas como BMW, Volkswagen o Renault han tenido que asumir contratiempos en el ciclo de fabricación o sacando de producción temporalmente algunas gamas debido a una escasez de motores.

Otras como el Grupo PSA se han anticipado al lío y PSA lleva afrontando el problema de las cifras de consumo desde 2015, cuando publicó los consumos, en un uso real, de clientes bajo el control de un organismo externo independiente. Hace unos días el consorcio anunció que todos los turismos Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall están hoy disponibles y homologados según el nuevo protocolo WLTP.

Tal y como han descrito algunos analistas, se trata de un «juego multidimensional de ajedrez». Cada variante de un modelo ha de someterse a pruebas y el WLTP es más largo y más complicado, lo que está haciendo que las estaciones de prueba, como el TUEV Sud en Alemania, operen sin descanso.

Y es que un ciclo de prueba completo para una familia de motores puede llevar hasta dos meses.

Fuente: Motorpasion.com

¿Como podemos ayudarte?

Póngase en contacto con nosotros en la oficina de Asere Consulting o póngase en contacto con una consulta comercial en línea.

¿Quieres ser un experto en vehículos comerciales?